lunes, 13 de abril de 2015

Parecidos razonables

Tenía por ahí en borradores una entrada pendiente titulada Parecidos razonables. En ella pretendía explicar las muchas similitudes que veo entre alumnos y profesores, aunque unos y otros nos empeñemos en ponernos en distintos lados de la trinchera. Me da la sensación que compartimos muchos comportamientos y actitudes que, para más inri, acostumbramos a afearles a diario (los profesores a los alumnos, se entiende).

Y es que en las salas de profesores también se aprecia un uso del móvil cuando menos discutible, también hay profesores que no somos un ejemplo de puntualidad, la actitud hacia el trabajo cooperativo no siempre es la mejor y no digamos ya el interés que mostramos hacia el resto de materias y ámbitos de conocimiento, el cual es, en muchas ocasiones, prácticamente inexistente. Ahora, eso sí, queremos que nuestro alumnado no whatsapee en clase, sea puntual y respetuoso con la normativa de centro, sepa trabajar en grupo y, por supuesto, muestre interés por todas las materias que cursa. Muy congruente todo...

Decía que tenía un borrador con cuatro ideas al respecto cuando leí la entrada Alumnos Vs Profesde Javier Fernández Panadero. En ella se detallan con mucha perspicacia e ironía un carrusel de similitudes entre profesorado y estudiantes. Como diría Bernd Schuster: "No hace falta decir nada más". Bueno sí, que no te vayas sin leer el post de Javier y que la próxima vez que rajemos de nuestro alumnado en el centro levantemos la cabeza para echar un vistazo a nuestro alrededor. Lo mismo descubrimos algún que otro parecido razonable.

Quizás también te interese:
 

2 comentarios :

  1. Hola. efectivamente y también en el entorno entre padres e hijos... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, también en el ámbito familiar. Un abrazo!

      Eliminar