Páginas

Otros sitios de @monparaiso

viernes, 25 de agosto de 2017

Mapa léxico de la innovación educativa para despistados (I)

Lo sé, este diccionario llega tarde. Ya estáis “resabiados” y conocéis al dedillo los intríngulis de la innovación educativa. No obstante, pensando en los despistados y rezagados (como un servidor) he creído conveniente elaborar un breve mapa léxico que contiene algunos conceptos clave con los que sin duda te toparás en los saraos y tertulias educativas más innovadoras. Y si no vas a ningún evento porque tu religión te lo prohíbe, piensa que también pueden serte de utilidad para descifrar algunos tuits de tu TL (timeline, esta vendrá en la segunda tanda). Además, el ritmo de obsolescencia de las "nuevas pedagogías" es tan acelerado que me temo que será un post que iremos actualizando a menudo...

Flipped classroom: deberes 2.0 o 3.0, uno ya no sabe. Grabas vídeos (con contenidos de la asignatura, no la vayas a liar), los pasas a la chavalada para que los vean en casa y así en clase es todo trabajo del bueno. Inventazo innovador a saco.

ABP: aprendizaje basado en proyectos. Como diría Rajoy, los alumnos "hacen cosas" (para aprender) mientras el/la profe se vuelve loco/a para gestionar todo el tinglado. Si sobrevives a las primeras experiencias y no sometes tus proyectos a comparación con las fantásticas propuestas que veas por la red, lo mismo hasta te animas a continuar.

ABP (II): aprendizaje basado en problemas. Como diría Rajoy, los alumnos "hacen cosas" (para resolver problemas) mientras el/la profe se vuelve loco/a para gestionar todo el tinglado. Si sobrevives a las primeras experiencias y no sometes tus problemas a comparación con las fantásticas propuestas que veas por la red, lo mismo hasta te animas a continuar.

ABR: aprendizaje basado en retos. Ídem. Y así con todas las letras del abecedario...

Gamificación: el no va más, aprender jugando. Metodología propicia para roleros frustrados. Te montas un juego de rol con cartas de superpoderes mágicos para enseñar la revolución francesa. Asegúrate de que parezca lo suficientemente complicado como para resultar sofisticado. Imprescindible añadir alguna carta de pócima mágica.

Inteligencias múltiples: teoría que plantea la existencia de distintos tipos de inteligencia y, por tanto, la necesidad de trabajar más allá de las mates y las lenguas. Planteamiento educativo no apto para cuñados.

Aprendizaje cooperativo: enfoque que permite traducir en aprendizaje la tendencia natural del ser humano a colaborar de manera armónica para conseguir objetivos comunes. Un clásico en la historia de la humanidad. Añadir o eliminar ironía a gusto del consumidor.

Comunidades de aprendizaje: secta modelo educativo basado en las interacciones y la participación de la comunidad en los procesos de aprendizaje desarrollados en los centros educativos. El día a día de tu centro educativo, vamos.

Competencias: ehhh, umm, ehhh... Pasapalabra.

Rúbricas: método infalible y objetivo de evaluación. Defines los 45 ítems que vas a evaluar y los describes con todo lujo de detalles, así te aseguras de que tu alumnado sabe perfectamente qué le estás pidiendo. Súmum de la innovación (y de la paciencia): redáctalos conjuntamente con ellos.

Visual Thinking: ¿te acuerdas de los garabatos que hacías en los apuntes cuando ibas a la facultad? Pues dales un poco de orden, brillo y esplendor y lo tienes. Dicen (los que saben dibujar) que no hace falta saber dibujar. Malditos sean.

E-learning: aprendizaje a distancia, on line. El aprendizaje por fascículos de toda la vida pero en versión 2.0 o, otra vez, 3.0, uno ya no sabe. Con un poco de marketing, lo ofreces de manera masiva y abierta y tienes un MOOC. Lo mismo solo te acaba un 10% del alumnado, pero no me dirás que no suena tope innovador.

Bien, esta es solo la primera entrega. Amenazo, como mínimo, con una segunda. ¿Alguna sugerencia o definición propia? ;)

Sigue aquí.




4 comentarios:

  1. Después de seis años jubilado, ahora cuestionáis los principios fundamentales que hicieron más fácil la decisión de jubilarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, uno que es un despistado. ¡Saludos y gracias por comentar! ;-)

      Eliminar
  2. Renovarse o morir. Innovar o jubilarse.
    Visto así, el tema parece que tenga sentido, y puede ser que sobre la ironía en tus definiciones, Ramón, pues decanta la balanza a favor del segundo término de las dicotomías.

    Saludos cordiales,
    Jordi Arenós
    Profesor d'ES

    ResponderEliminar
  3. "Innovarse" o morir, ¿no? Jeje Hombre, creo que es importante evolucionar como profesionales, aunque haya un poco de circo mediático alrededor. Al final, me parece que la mayoría de docentes tienen claro que lo importante es su alumnado y no tanto si usan tan o cual metodología o recurso. Y eso es la clave.

    En fin, muchas gracias por pasarte por aquí y comentar. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar